Acceder a un crédito rápido y sin tantos requerimientos y trámites puede ser tentador, pero no debemos emocionarnos tan apresuradamente. Los minicréditos pueden significar una gran ayuda para situaciones específicas, así que, si piensas solicitar uno, lo mejor es que antes te informes.

Muchas instituciones financieras ofrecen este tipo de préstamos, pero lo mejor es que conozcas bien de qué se tratan. Por ello, hoy te traemos este artículo. Si quieres saber qué son los minicréditos, cuáles son sus características y qué utilidad les puedes dar, continúa leyendo.

Qué son los préstamos rápidos

Como su propio nombre lo dice, un préstamo rápido es un préstamo personal al que podrás acceder con mayor rapidez en comparación con otros. El monto de estos minicréditos varía, aunque por lo general la cantidad que se presta es baja, pues a la empresa no le conviene arriesgar un monto tan alto de forma apresurada.

Además, los préstamos rápidos se caracterizan porque suelen pagarse en una sola cuota o en un plazo de tiempo bastante reducido. Ten en cuenta esto, pues no existirán muchas posibilidades de dilatar el préstamo para pagarlo a largo plazo.

Precisamente por ello, un préstamo rápido viene acompañado de tasas de interés elevadas y que superan fácilmente a las de los créditos tradicionales. Evidentemente, como son poco exigentes en cuanto a trámites y documentación, intentan equilibrar aquella facilidad de acceder al préstamo con intereses muy altos. Ten presente esto, pues es recomendable que, antes de solicitar un minicrédito, consultes en las diversas empresas prestamistas para que veas cuál te conviene.

Características de un minicrédito

Los minicréditos tienen características específicas que los distinguen de un préstamo tradicional. Aquí te las dejamos:

  • Son mucho más rápidos y te suelen dar el dinero en un plazo máximo de 24 horas.
  • Todo el trámite y la solicitud se realizar de forma online.
  • La confirmación del préstamo es bastante rápida.
  • No exigen demasiados requisitos.
  • No debes justificar el motivo del préstamo.
  • Son préstamos con montos bastante pequeños.
  • Los intereses a pagar son más elevados que con un préstamo tradicional.
  • Debes pagar de acuerdo al tiempo que poseas el dinero.
  • El pago del préstamo se hace en una sola cuota o un número de cuotas bastante bajo.
  • Como máximo, debes pagar el préstamo en 45 días.

Evidentemente, no todos los minicréditos cumplen estas características, pero sirven como orientación cuando vayas a solicitar tu préstamo rápido.

Por qué debo solicitar un préstamo rápido

Muchas son las facilidades que te ofrecen para acceder a estos minicréditos, pero no debes dejarte emocionar por ello. Recuerda que el interés a pagar es bastante elevado, por lo que no recomendamos un préstamo rápido a menos que sea por alguna urgencia o eventualidad.

Si necesitas cubrir un gasto que no tenías previsto o surgió un gasto extra que te obligue a tener dinero de forma inmediata, un préstamo rápido puede ser una buena alternativa. Del mismo modo, si decides viajar, hacer un regalo o tienes que pagar una cuenta pendiente, solicitar un minicrédito te ayudará.

Otro buen uso para estos préstamos rápidos es cuando el banco te exige demasiados requisitos y una tramitación que se extiende bastante. En este caso, un minicrédito es una excelente alternativa que no te hará perder tiempo con solicitudes de datos innecesarios e información sobre el motivo por el que pides el crédito.

Una gran idea es solicitar este préstamo cuando sabes que se acerca una fecha de pago de tu trabajo o negocio al que te dediques. Así, llegado el día podrás cubrir dicho préstamo sin ningún inconveniente.

Lo que no te recomendamos es utilices estos minicréditos para obtener dinero regularmente. Sabemos que es una salida fácil, práctica e inmediata, pero ten en cuenta lo elevado de sus intereses. A largo plazo, esto puede significar más puntos en contra que a favor.

¿Cómo de necesarios pueden ser los préstamos rápidos?

Puede que creas que, debido a los altos intereses, las empresas que ofrecen minicréditos se aprovechan de la desesperación del cliente que requiere de dinero inmediato. Sin embargo, la verdad es que los préstamos rápidos son más que necesarios.

Todos nosotros, en algún momento, vamos a necesitar acceder a este tipo de créditos y los bancos no brindan una solución tan práctica. Sin minicréditos, no podríamos solucionar decenas de las eventualidades por las que alguna vez pasaremos.

Ahora bien, algo a considerar es que el monto que solicites debe ir acorde con tu capacidad para pagarlo. Muchos casos de impagos se deben a que los clientes se apresuraron en solicitar un monto que les resultaba difícil cancelar.

Requisitos necesarios para solicitar un crédito rápido

En principio, los requisitos para acceder a un minicrédito no se comparan a los que exige un banco. Las empresas que dan estos créditos suelen pedir poca información. Aquí te dejamos todo acerca de ello.

  • Ser mayor de 18 años. En algunos casos, deberás ser mayor de 21 o 25 años.
  • Tener residencia en España.
  • Fuente demostrable de algún tipo de ingreso periódico. No es necesario que consignes una nómina, pues resultan útiles desde una beca hasta una pensión. Lo que sí es cierto es que el ingreso debe ser superior a la cantidad de dinero que solicitas como préstamo.
  • Un número de contacto, generalmente el de tu teléfono móvil.
  • Un correo electrónico.
  • El número de cuenta bancaria con acceso online al que puedan depositar el préstamo.
  • Algunas empresas prestamistas no otorgan minicréditos a quienes figuren en ASNEF. Otras son más permisivas, pero la deuda no debe exceder los 1000 euros. Si además mantienes una deuda con algún banco, la mayoría de estas empresas no te otorgarán un minicrédito.

Como ves, son requisitos sencillos de completar y no se comparan con todas las exigencias de un préstamo convencional.

Cómo puedo solicitar un préstamo rápido

La gran ventaja de este tipo de créditos es que todo se realiza de manera online. No debes ir a ningún establecimiento físico y los requisitos, como has visto, son sencillos de conseguir. Tampoco tendrás que pasar por entrevistas ni convencer al banco de que es buena idea prestarte dinero.

Solo ingresa al sitio web de la empresa prestamista y rellena el formulario que colocan a tu disposición. En general, los datos que te exigen son los que hemos mencionado arriba. Una vez terminado, envíalo y espera a que el sistema automático lo evalúe. Lo más común es que te aprueben el préstamo sin problemas, salvo que tengas deudas pendientes con otras instituciones.

Completar la ficha no suele tomar más de 10 minutos y esperar la aprobación no lleva más de un día. Si el préstamo es aprobado, verás que el dinero será transferido de forma inmediata a la cuenta bancaria que diste, siempre que la empresa opere con el banco en el que tienes tu cuenta. De no ser el caso, tampoco tendrás que esperar mucho: en un máximo de 48 horas tendrás el dinero a tu disposición.

¿Cuáles son los tipos de créditos rápidos?

Si bien estos préstamos se caracterizan por su rapidez y capacidad para ayudarte con cualquier eventualidad, no todos los necesitan de manera urgente. Por ello, estas empresas suelen ofrecer dos tipos de préstamos rápidos:

  • Minicréditos: Son préstamos de cantidades pequeñas de dinero que se tramitan en corto tiempo y no suelen exceder los 1200 euros. Los intereses son altos y sirven para responder ante una eventualidad. Además, este tipo de créditos debe pagarse en una sola cuota y un tiempo mucho más breve.
  • Préstamos urgentes: Los préstamos urgentes también pueden ser solicitados de manera online, pero se caracterizan por permitirte acceder a una cantidad de dinero mayor. Si tienes un historial de créditos limpio, podrás solicitar hasta 10000 euros. En este caso, los tiempos de pago también varían, pudiendo extenderse hasta los 4 años. Sin lugar a dudas, significa una clara ventaja si no puedes acceder a un préstamo bancario o no tienes tiempo para reunir todos los requisitos que te exigen.

Eso sí, debes saber que en ambos casos el interés es muy superior al que te ofrece cualquier banco. Por lo tanto, el uso de estos créditos debes tomarlo como medidas excepcionales y no como algo frecuente.

Ventajas y desventajas de los créditos rápidos

Como con todo, los préstamos rápidos tienen sus pros y sus contras. Aquí conocerás cada uno de ellos.

Ventajas

  • Rápido y fácil de solicitar: Solo es cuestión de entrar al sitio web, completar el formulario, cumplir los requisitos y en pocos minutos tendrás el dinero en tu cuenta bancaria.
  • Diversidad en condiciones y productos: En internet encontrarás muchas empresas dispuestas a darte un préstamo rápido, así que puedes escoger cuál es la que más te conviene.
  • Flexibilidad en el pago: Muchas de estas empresas te otorgan algunos días adicionales para poder pagar. Claro está que ello significa un pago mayor, pero siempre puede ser útil hasta que consigas el dinero necesario para cancelar la deuda. Además, también es posible pagar de forma anticipada.
  • No debes justificar el préstamo: Los bancos exigen que expliques el motivo por el cual solicitas un préstamo, algunos incluso piden documentación que refrende todo ello. Sin embargo, con un minicrédito esto ya no será un problema. Consignarás la información justa y necesaria. Nada más.
  • Puedes personalizar la cantidad y el plazo de pagos: De acuerdo a tus propios ingresos y tu capacidad de pago, puedes modificar el monto solicitado y establecer la cantidad de cuotas en las que pagarás dicha deuda.
  • No te exigen demasiados requisitos: Aunque tengas deudas con otros bancos o figures en ASNEF, muchas empresas prestamistas te pueden facilitar un monto de dinero determinado. En realidad, es bastante sencillo acceder a este tipo de créditos, incluso si te encuentras en situación de desempleo.
  • No necesitas un aval: No te exigirán que otra persona sea tu aval o colocar algún bien o propiedad como garantía. Por lo tanto, es un requisito menos del que debas preocuparte.

Desventajas

  • Intereses muy altos: Esto se debe a que la empresa prestamista asume un alto riesgo al darte dinero. Por lo tanto, los intereses son muchos más elevados que en un banco convencional. Por eso es buena idea evaluar entre diversas alternativas y si es mejor esperar los trámites de un banco que ofrece intereses más amigables.
  • Los impagos pueden ser un gran problema: Además de los altos intereses, retrasarnos en el pago de la deuda puede generar moras y recargos que fácilmente superarán al capital. Por ello, siempre hay que ser precavido al solicitar este tipo de préstamos.

Entonces, ¿debo solicitar un préstamo rápido?

Nuevamente, todo depende de tu situación actual. En realidad, el primer paso es ser sincero contigo mismo y tu capacidad de pago, porque retrasarnos con una deuda de este tipo puede ser un verdadero dolor de cabeza.

Los créditos rápidos son una excelente opción si sabes usarlos en el momento justo y por el tiempo necesario. Nadie está libre de tener que atravesar un imprevisto o gasto adicional que no estaba contemplado. En ese sentido, un minicrédito puede liberarte de dicho apuro.

El acceso a estos préstamos debe usarse de forma puntual y no tomarlo como una manera de obtener dinero fácil. Después de todo, los intereses son elevadísimos y puede que no sea lo mejor para ti. Siempre debes decidir con prudencia y buscar opciones menos arriesgadas y que no te perjudiquen tanto a largo plazo.

Además, como la oferta de empresas prestamistas es muy amplia, lo mejor es que investigues muy bien cada una de ellas. Incluso si necesitas el dinero con urgencia, tomarte unos minutos en buscar y elegir la mejor opción puede ser de gran ayuda para que accedas a una buena tasa de interés y mayores facilidades de pago. Recuerda que tu tranquilidad financiera es vital y tu préstamo no debe convertirse en un problema difícil de pagar.

Ahora que te has informado sobre este tema, te invitamos a revisar nuestro contenido relacionado. Investiga bien los tipos de préstamo a los que puedes acceder, las ventajas y desventajas y obtén así el dinero necesario para solucionar esos problemas que surgen de manera inesperada.

 

Necesito Dinero Urgente, tu comparador de minicréditos al instante

Nuestros servicios

creditos sin intereses necesito dinero urgente escalada final
creditos rapidos necesito dinero urgente escalada
crédito fácil necesito dinero urgente
microcréditos online necesito dinero urgente
minicréditos al instante necesito dinero urgente
Préstamos rápidos necesito dinero urgente
necesito dinero urgente mini prestamos
micro préstamos online necesito dinero urgente
microcréditos rápidos necesito dinero urgente
créditos 24 horas necesito dinero urgente
financiación necesito dinero urgente
prestamos personales neceisto dinero urgente miniatura
prestamos inmediatos necesito dinero urgente miniatura
préstamos a plazos necesito dinero urgente miniatura
prestamo online necesito dinero urgente miniatura
prestamos en 10 minutos necesito dinero urgente miniatura
préstamos sin nómina necesito dinero urgente miniatura
mejores préstamos online necesito dinero urgente
dinero rápido necesito dinero urgente miniatura
prestamos personales online miniatura necesito dinero urgente
prestamos con asnef necesito dinero urgente miniatura
minicréditos con asnef necesito dinero urgente
microcréditos con asnef necesito dinero urgente miniatura
microcréditos online necesito dinero urgente miniatura
créditos con asnef necesito dinero urgente miniatura